confesiones

GERÓNIMO VILLANUEVA

Por Juliana Argañaraz   Es el argentino en la Nasa, un orgullo nacional. Nacido en Mendoza, ingeniero, sus estudios en Alemania lo catapultaron hacia las estrellas, casi literalmente. Gerónimo Villanueva tiene 40 años y ha dedicado gran parte de su carrera en la Nasa a responder la pregunta fundamental: ¿Estamos solos en el Universo?Para comenzar a responderla, se ocupa de investigar si es posible la presencia de vida, pasada, presente o futura, en Marte, adonde esta semana “amartizó” la sonda Insight, la primera que hace pie en el Planeta Rojo desde 2010. ¿De qué se trata la misión de InSight? La gran novedad de esta misión es que va a estudiar el interior de Marte. Ya se sabe que la superficie es agreste y que ahí no vamos a encontrar vida, toda la búsqueda es debajo. Esta misión te da un punto de referencia, por ejemplo, para saber el gradiente de temperatura interna de Marte: si es cálido, las posibilidades de vida crecen, si está frío se pone más difícil. Además nos permite entender la evolución del planeta. Ya descubrimos hace unos años que había habido un océano en Marte, ya desaparecido. Supongamos que esa agua se queda cubierta y protegida durante millones de años. Ahora podemos sumar agua con temperatura agradable, es decir que puede que algo esté pasando. ¿Y de qué tipo de vida estaríamos hablando? Nosotros nos basamos en los modelos de vida de la Tierra, pero podría ser vida muy simple, vida de bacterias, microbiológica. La Tierra tiene 4.500 millones de años, en últimos 3.500 millones hubo vida, y por 3.000 millones la vida fue microbiológica, bien simple. La otra variable es que si en el planeta más cercano que tenemos encontramos ya vida, las probabilidades de que haya vida fuera de la Tierra son exponenciales. Hay una visión de que la vida es muy difícil, pero con el hecho de que nuestro planeta más cercano la tenga, se hace mucho más probable. ¿Esta misión va a comprobar o descartar la presencia de vida en Marte? La misión no descubre vida, sino que explora el interior de Marte. Tiene una duración de tres meses, con varios objetivos científicos accesibles, no descabellados, para entender el interior del planeta. Uno de los grandes es el de la temperatura, pero otro es ver si podemos medir terremotos en Marte. De detectar un terremoto querría decir que el planeta está geológicamente vivo. Y los terremotos, a su vez, permiten saber cómo viajan las ondas y saber cómo está hecho el planeta. Así que estaremos esperando que se produzca un terremoto, si se produjera sería muy importante. Y si no hay un terremoto y está geológicamente muerto, pero hay un meteorito que cae y crea una explosión, va a producir un micro-terremoto, así que pueden ser terremotos endógenos o producto de un meteorito. Este paso es un preludio, porque en 2020 la Agencia Espacial Europea con participación de Nasa va a taladrar dos metros hacia el interior de Marte y a buscar material orgánico debajo de la superficie. Entonces con lo que podamos saber ahora, más lo que se encuentre en dos años, ya estaremos mucho más cerca de la respuesta a la gran pregunta. Han encontrado agua en otros lugares también, ¿cómo priorizan dónde explorar?, ¿por qué Marte? Ya sabemos que en todo el sistema solar está la Tierra que tiene corteza y atmósfera, después los otros planetas son todos agrestes, no tienen atmósfera como la nuestra. Marte es el más parecido, tiene corteza y atmósfera. Hay otras dos lunas en donde también hemos encontrado agua: la luna Europa, de Júpiter, y Encelado, de Saturno. Esas no tienen atmósfera pero sí una corteza grande de hielo y debajo océanos, también estamos viendo de buscar vida en esos océanos. Esas investigaciones se hacen paralelamente, pero son de una complejidad más grande. Mientras más lejos es, más difícil la logística. ¿Y hay un plan de enviar humanos a Marte en el corto plazo? No hay un plan específicamente dicho, ni las agencias ni las empresas privadas lo tienen como plan, pero sí está como un objetivo de todos mandar un hombre a Marte en los próximos 10 o 20 años. Que ocurra o no depende de muchas variables, como el interés político, por ejemplo. Estamos acercándonos, sí creo que va a pasar, creo que va a suceder. Ya te has manifestado optimista al respecto... Es que eso es una realidad, estoy convencido. Yo lo planteo así: la exploración de Marte es como la exploración de la Antártida, todo el estudio es científico. Por lo pronto no nos vemos haciendo rascacielos en la Antártida, y lo mismo en Marte. Será un centro de investigación científica internacional, con todos los países trabajando al unísono, y a largo plazo el hombre podría vivir ahí.