nacional

TIRAPIEDRAS SUELTO

Este jueves quedó libre Matias Firpo, el único hincha de River detenido por el ataque al micro y los jugadores de Boca el sábado 24 de noviembre que terminó con la suspensión de la final de la Copa Libertadores y varios jugadores lesionados. A pesar de que intentó cambiarse el look después de ser filmado tirando proyectiles lo detuvieron igual.

Reconoció su responsabilidad y tendrá un juicio abreviado que lo puede condenar a dos años y cuatro meses de prisión, según acordó con la jueza de la causa, María Julia Correa. Deberá cumplir 180 horas de tareas comunitarias y no podrá volver a pisar una cancha de fútbol.

En una entrevista con el portal TN, el hincha y socio de River declaró: “Fue un momento en el que no supe controlar un impulso y me arrepiento. Sé que estuve mal, no soy de hacer eso. Me duele haber pasado por esto”