deportes

“RECORDADA COMO UNA VERGÜENZA”

Sigue molesto. El Presidente de River está en Madrid con todo el plantel y en sus primeras declaraciones en diálogo con el diario El País de España respecto a la Superfinal aseguró que “este partido se recordará como una vergüenza, como la tremenda vergüenza del fútbol argentino”. Además, contó algo bastante fuerte: “En estos días recibí entre 200 y 250 amenazas de muerte por parte de hinchas de Boca”.

River es un damnificado. Acá se les prohibió a 66.000 aficionados, gente que vino de todos los lugares de la Argentina y del mundo, a ver esa gran final. Y ahora les pusieron el espectáculo a 10.000 kilómetros. Estamos en desventaja”, lamentó la máxima autoridad del Millonario. “Al hincha de River le robaron su partido, le robaron la posibilidad de ver la gran final”, insistió D’onofrio.

Respecto a los ataques del micro de Boca volvió a sentar una fuerte posición: “Fueron 40 o 50 delincuentes que no tienen que estar en el fútbol y hay que exterminarlos para siempreLo más vergonzoso es que tenemos un problema como Argentina. ¿Cómo puede ser que en nuestro país no se pueda jugar el River-Boca?”, se preguntó Rodolfo.