Confesiones

RICHARD Y ZACH BRAKE

RICHARD BRAKE Y ZACH BRAKE

Richard Brake es el Presidente de Kaikoura y Zachary Brake su Director de Marketing. Padre e hijo impulsores del desarrollo inmobiliario Chacras Park, que enclavado en el distrito de Chacras, pretende modificar el concepto de oficinas. Ambos hablaron con Diario El Podio del proyecto y su estadía en la provincia.  

¿Cuál creen que es el punto más importante del desarrollo, lo que lo diferencia y destaca en Mendoza?

En mi experiencia trabajando en bienes raíces por 20 años en Reino Unido y Sudáfrica, he visto la necesidad de las oficinas, de tener que trasladarse fuera de la ciudad. Y por lo general, creo que es la única forma de crear el entorno de trabajo requerido en la era moderna.

Lo diferencial de nuestro proyecto es que todos los elementos del desarrollo, están pensados para responder a las necesidades de los negocios contemporáneos y sus empleados. Desde la tecnología de punta y los modernos amenities internos para oficinas, hasta los servicios ofrecidos, los inquilinos seleccionados cuidadosamente y el abundante espacio de estacionamiento.

¿Cómo dividen su tiempo entre Sudáfrica y Mendoza?

Entre yo y mi hijo Zachary (habla Richard) tratamos de que siempre uno de los dos este presente acá para trasladar la experiencia y conocimiento internacional del grupo, pero reconocemos que este es un momento crítico para el proyecto. Por eso, trataré de estar presente por los siguientes meses para supervisar la finalización de la primera etapa que incluye la terminación del primer bloque de oficinas y las negociaciones comerciales, para finalizar antes del fin de año.

¿Cómo difieren el trabajo y la vida en Mendoza de Sudáfrica??

Buena pregunta. Mendoza y Cuidad del Cabo tienen mucho en común. Los dos son lugares que atraen mucho al turismo, por el vino y la belleza de la naturaleza, entre otra cosas. Pero también las personas son parecidas, en el estilo de vida y la priorización de sus buenos valores.

Yo tengo tanto una vida acá en Mendoza como en Sudáfrica, y para mí, Mendoza no es solo un lugar en que invierto dinero, sino en el que siento que pertenezco y vivo una vida muy linda. Es un lugar al que quiero ayudar a progresar lo mejor que pueda. 

¿Te preocupan la situación de la economía del gobierno de Macri, como inversor en el país?

Todos los países, cualquiera sea el gobierno que tengan, eventualmente descubren que tienen que vivir dentro de sus posibilidades aunque sea un proceso doloroso. Argentina vivía mucho más allá de sus posibilidades durante el gobierno de Cristina Kirchner, que recurrió a la impresión de billetes para pagar los gastos sociales, subsidios, etc. Ese fue el inicio del problema inflacionario que hoy tiene Argentina, que sino cambiaba, se habría convertido en la próxima Venezuela. Macri optó por pedir dinero prestado, con la esperanza de que esto generaría un rápido crecimiento económico, aumentando los ingresos fiscales para pagar el aumento del endeudamiento del gobierno. Macri esperaba que la dura “medicina requerida por el paciente” en el 2015, pudiera aplazarse y hasta evitarse, que es el ajuste fiscal, o sea, reducir la cantidad de recortes del estado. Pero el presidente ha sido desafortunado porque no lo favorecieron ciertos aspectos del contexto macroeconómico global. Ahora Argentina no tiene más remedio que reducir su gasto a un nivel que sea sostenible, a pesar de los malos recuerdos que genera el año 2001.